Páginas vistas en total

viernes, 26 de agosto de 2016

ME GUSTA





   Foto Tiguaz

Me gusta recorrerte con la vista
y hundirme en el colchón de tú latido
dormir dentro del beso suspendido
hacer de esa sonrisa mi autopista.

Quisiera ser el diablo, tú exorcista
morderte donde nadie te ha mordido;
sentirte como siempre he consentido
amarte con misterio de alquimista.

Deseo contemplar la luz dorada
del Sol que en tus cabellos se desliza
jugar a ser la nave que aterriza

detrás del aeropuerto de esa almohada;
bien quiero que te vayas y regreses
y cuándo me apuñales  me embeleses.

lunes, 22 de agosto de 2016

SUEÑOS



Foto Tiguaz
Sueño noches tempranas a tu lado
cual galernas dispares y profundas
alumbradas por luces de tu faro
desprendiendo pasiones tremebundas.

No deseo que llegue la mañana
que esta noche resulte interminable
porque tú eres la fruta más lozana
con el matiz de amor insuperable.

Te tengo y bien anhelo aquel suspiro
que siento muy de cerca, tan lejano,
un sueño tenebroso del arcano

cuando en la noche oscura te respiro.
No sé  de qué color será la vida
ni tampoco su sabor a despedida. 

martes, 9 de agosto de 2016

ME DISFRAZO




Foto Tiguaz
Me disfrazo de ausencia en tu recuerdo
mirándote a la cara ilusionada,
no entiendo el suspirar y me remuerdo
sintiendo que al decir no dices nada.

Intento el estrecharte fuertemente
apenas me devuelves la mirada,
es la ausencia infinita y subconsciente
que aun queriendo sentir no siente nada.

Voy así recorriendo paso a paso
el transcurrir de largas arribadas
anuncios pregonados del ocaso

envueltos en mil tardes alocadas.
Disfrútalo si puedes poco a poco
en este atardecer de aquel parnaso.

viernes, 29 de julio de 2016

TU CULO



    Foto Tiguaz

Es tu culo, amiga mía,
 como ese dulce manjar
que guardas bajo la falda,
campaneando al andar
y dibuja geometrías
que bien quisiera gozar.

Cuando te miro de lejos,
me regalas tu pasar,
mis ojos casi bizquean
queriéndote desnudar
por conocer los secretos
de tu vivir celestial.

Si es que te miro de frente,
no te quiero ni contar
cuando veo esos dos pechos,
redonditos, con la sal,
que los supongo, querida,
de hasta sabor celestial.

Si te miro más abajo,
no lo puedo remediar,
si hasta me siento piraña,
ese voraz animal
que con gusto viviría
en el bidet de tu hogar.

Y luego un baile de estrellas,
un continuo caminar
por esos labios de grana,
tu cintura de cristal
que abrazaría con gusto,
y luego….gozar, gozar.

Terminado este dislate,
que terminándose está,
me daré una ducha fría,
que no se en que quedará,
si entre gritos de delirio
o quizás no se,…quizás…


miércoles, 13 de julio de 2016

CUERPO DESNUDO


   Foto Tiguaz 
Es tu cuerpo desnudo un serventesio,
tu mirar la de un alma enamorada
de pasión tan sentida y añorada
envuelta en sensaciones de tartesio;

me siento como un ser del polineso
que cuenta las estrellas en la almohada
cuando apenas se muere  la alborada
notando tus arrullos de magnesio

enredado en mil cantos celestiales
que cuenta los granitos de la arena
camuflando tu ser de hierba buena

en senderos de cantos anormales,
ese ser del parnaso y la quimera
con su voz de silencio y albufera

miércoles, 6 de julio de 2016

PARPADEO DE LUCES




Foto Tiguaz
Parpadean las luces en la sombra
cuando ven el llegar la madrugada,
te  despiertas y dices bien hallada
mientras tiendes coqueta nueva alfombra.

Esa luz que te roza ni te asombra
pues se enreda coqueta con tú almohada
esperando transcurra la jornada
al amparo de aquella hermosa sombra.

Es un baile de tonos encendidos
de susurros y cantos enlazados,
sensaciones de versos escondidos

suspiros y gemidos  no expresados.
Las sabanas se empapan del perfume
 de olores y los néctares soñados.


lunes, 23 de mayo de 2016

SI TE BEBES LA VIDA









    Foto  Tiguaz
Si te bebes la vida poco a poco
a sorbitos, con tragos muy pequeños
y sonrisas que lanzas como un loco
en la hoguera de luz del que queremos;

no le cierres la puerta a casi nada,
es absurdo que hagamos lo contrario
solo cuando dormido en la alborada,
te disfraces de poeta carcelario.

 Mes de abril, no adelantes  por la izquierda
ya que el tiempo se cambia en algo absurdo
irascible, y pregunta si es tan burdo

de tal modo que hace así me pierda.
Uno menos ya queda para irme,
mañana deja al fin que lo confirme.





miércoles, 11 de mayo de 2016

DE TUS LABIOS


    Foto Tiguaz
Al sentir de tus labios la caricia
de aquel cuerpo el aroma preexistente
la mezcla del pecado y la malicia
el amor deseado inconsecuente.

Meditares distantes enhebrados
entre sueños, deseos pretenciosos
solo son los susurros desgajados
de los juegos distantes y amorosos.

El sendero, camino aun inconcluso
recorrer con mi pausa el sentimiento,
es el tiempo que empleo como intruso

y me dicta impasible el propio viento.
Consonancia de notas musicales,
solo son resonancias de metales.


     

                                                

miércoles, 4 de mayo de 2016

MI ALMA EN SALMUERA



Foto Tiguaz 
Condimenté ayer mi alma en la salmuera
para así protegerla de los años
que puedan parecerme tan extraños
como el viento del sur que sopla afuera.

Ya me cuesta subir esta escalera
cada día más altos los peldaños
por momentos aumentan sus tamaños
me transportan a un reino de quimera.

Las canas se acentúan poco a poco,
las arrugas dibujan calles  largas
como marcas dejadas por las algas

indicándome a donde desemboco.
Vive hoy pues  mañana no se donde
ni siquiera sabrá si te responde.

lunes, 2 de mayo de 2016

NO ERA YO


Foto Tiguaz

No era yo quien no estaba en esa noche,
en mi ausencia, ya sabes, el silencio,
aquel ángel cautivo, casi necio,
 que escondía en mi falta tal reproche;

Como un punto y aparte, cual fantoche,
un naufragio en los mares, tal que un pecio
una muestra inefable de desprecio
casi un punto final, cerrado el broche.

Ese beso lejano atenazado,
como juego floral que se ha perdido
el recuerdo de amor yace olvidado

en la sima profunda del castigo
donde ya mora ese sueño deseado
que jamás compartiste  tú conmigo.

lunes, 25 de abril de 2016

SENDERO DE LUZ

 

Foto Tiguaz
Fue un sendero de luz que compartimos
como un astro arrastrado de tu nada
tan  escaso, minúsculo que hicimos
del principio el final de la jornada.

Tal dislate de historias inconclusas
que rechinan los dientes de las horas
enlazando  pedazos de medusas
con historias de amor aterradoras.

Vive libre dijiste al mismo viento,
y la nada sonreía descarada,
no es cuestión, si te cuento lo que siento,

ni tampoco una rima alborotada.
Arándanos bordean el camino
 covertídos quizás en tú asesino.



lunes, 18 de abril de 2016

TRANSCURRIR


Foto Tiguaz

Transcurrir de este tiempo discordante
por esos verdes campos de la vida
las flores amarillas, esa huida
con el absurdo amor frío y distante;

me siento en el infierno  de aquel de Dante
herido por  la bala ya perdida
de un beso delirante de por vida
que marca aquel vagar del caminante.

Almacén de dispares contratiempos
hasta henchidos de sueños siderales,
las vivencias absurdas, terrenales,

compañeras acaso de otros tiempos.
Hoy te sueño y arropo en esta ausencia,
regálame tú dulce complacencia.

sábado, 9 de abril de 2016

CONVERSACIONES CON MI MUSA





Foto Tiguaz

Esta mañana me levanté temprano, era el pacto con el despertador que tanto odio, su cansino sonar  me desespera aunque lo considero casi imprescindible si es que quiero llegar puntual a algún sitio, lo de madrugar, no es lo mío, ya sabes, la noche me engancha de tal manera al teclado, que a veces amanezco varado en mi asiento.

Al igual que yo el Sol se desperezaba tan lentamente que daban ganas de dejarse caer nuevamente encima de las sábanas; no podía ser, una ducha no muy fría obraría el milagro, ineludiblemente, el señor analista reclamaba mi presencia en su consulta.
Mi sangre, no es del todo normal, aunque diré en mi descargo que no es azul, es de un rojo tan intenso que da hasta miedo, y tan espesa, que imagino a las plaquetas haciendo verdaderos esfuerzos estirándose en las venas para de esta forma pueda circular de una manera más adecuada. Por otro lado son tan finas, que los esfuerzos por localizarlas por parte del ATS de turno son notables; a alguno prometo que vi sudar y después de algún que otro intento reclamar la presencia de un colega para localizarlas.
Los dos sabemos querida Musa, de quien es la culpa.
¿Acaso no lo recuerdas?
Hace algún tiempo, éramos mucho más jóvenes, hicimos un trato, mi sangre sería tu tinta a y cambio me regalarías versos. A fe que lo estamos cumpliendo ambos, pero hoy cuando llegué a la sala de espera, no comprendo la razón, o no quiero asumirla, se me hizo un nudo en la garganta.
A la sazón, la ocuparíamos unas cincuenta personas más menos.
Un celador, nos llamaba por riguroso orden de citación, sabía que tendría que esperar un rato.
Como siempre, eché un ojo a los parroquianos que en ese momento, eran mis desconocidos compañeros.
Algunos charlaban animadamente, otros leían el periódico, hasta había una señora haciendo punto de cruz, una gran mayoría desparramaban su vista por las blancas paredes intentando en su soledad, leer los trazos de la brocha, aunque de lejos, dada su edad, no creo que ni tal cosa vieran.
En un momento indeterminado, me vi reflejado en cada uno de ellos, en cada persona mayor que se encontraba en la sala con el mapa de la vida marcado en sus caras. Me pregunte.
¿Me verán así también?
Y yo esta noche víspera de una huelga feroz me pregunto.
Querida Musa;
¿De quién tomarás la tinta para escribir poemas cuando yo falte, o acaso mi fin estará ligado a tu fin?
No espero tu respuesta, espera tú mis versos.


Hasta pronto querida amiga.

viernes, 1 de abril de 2016

A QUIEN CORRESPONDA


Foto Tiguaz

La situación se presentaba complicada y el tiempo no era un factor que jugara a favor de ninguno de los dos implicados en el caso, era un pulso, tira y afloja tratando de saber cuál era más fuerte, que criterio debería prevalecer en situación tan  compleja.
La razón aconsejaba una cosa y el corazón todo lo contrario; había transcurrido demasiado tiempo entre caricias y besos, abrazos tiernos, profundos además de otras cosas que seguramente el lector bien supone. ¿Qué tendría que suceder en adelante?
El calor de aquella mañana de septiembre de 2015 no acompañaba en absoluto, es más, hacia que el abotargamiento de los sentidos se hiciera si cabe demasiado patente. ¿Sería bueno un paseo por la orilla del mar con los pies en el agua?
La playa estaba a cinco minutos de casa, el coche en el garaje y el bañador en el segundo cajón de la mesilla de noche, para sus adentros pensó en la toalla azul  que con los otros tenía bien ubicados, era cuestión de minutos.
El ascensor respondió como no podría haber sido de otra forma a su requerimiento, en un abrir y cerrar de ojos, la llave calada en la cerradura de la puerta daba absceso a la plaza de garaje donde su coche, cómplice de alguna que otra travesura lo aguardaba pacientemente.
El mando a distancia realizó como otras veces la función de llave y en un abrir y cerrar de ojos, la calle los esperaba con “el asfalto abierto”. No deba la impresión de que el verano terminara, el tráfico intenso de camino hacia la playa, por ende, se podía pensar que los bañistas serían  acordes a las anteriormente dichas circunstancias.
No pude resistir el conectar el aire acondicionado, el calor, 28 grados, era asfixiante, probablemente el que las ventanillas estuvieran cerradas sería una de las causas, de todas maneras  no se si ciertamente estaba agobiado por esas circunstancia o quizás fueran de otra índole que seguramente estaréis suponiendo.
Como suponía la playa estaba atestada  a pesar de su longitud solo suponer la cercanía de algún cuerpo en este momento rompía mis esquemas, es por todo ello, que decidí continuar por la carretera de la costa hacia una pequeña cala situada bajo las murallas del parador del Conde de Gondomar, en la cercana Baiona, total los kilómetros que nos separaban eran escasamente unos veinte, un sitio ideal para comer desde que se pueden contemplar las isla Cíes, sería el restaurante “O Moscón” , al lado del puerto deportivo, la playa seguro que tendría poca gente
La música de mi cantautor preferido,  Joaquín Sabina, en el recopilatorio titulado “ Esta Boca es Mía “ de algún modo tapaba las grietas que mi cabeza detectaba, puedo asegurar que eran bastantes y demasiado profundas, de todas las maneras tenía que asumirlas salvo que la tirantez del pulso cediera hacia el otro lado. Baiona a la vista, el Parador también, la playa a tiro de piedra, cumplía ahora aparcar el coche dentro de la misma fortaleza, tomar un simple café y bajar a la playa.
Desde las almenas la vista era impresionante.  Las Cíes, las Sícas de los romanos, daban abrigo a la Ría de Vigo, después, solo Atlántico; recordar  al lector que el Puerto Real, así se conoce al que nos ocupa, fue el de arribada de Colon con su carabela  la Pinta al  regresó del nuevo mundo, de hecho, una réplica de esta se encuentra amarrada al espigón del puerto.
El agua fría y clara, la fina arena, recibían mi visita, el pasear con los pies sumergidos en el líquido elemento seguramente contribuiría a descargar alguna tensión que otra.
De improviso y sin razón alguna, una sombra fotográfica, nublo mi mente, era tu retrato; sobresaltado desperté, quise acariciar aquel soñado cuerpo y solamente me encontré la almohada. Solamente fue un sueño, un hasta no se cuando y es que cabía un regreso, luego nada.

Soy el tonto de la planta de los pies
el que alivia frotando tus dolores
alguien necio y muy torpe, ya lo ves,
el marciano que a veces te trae flores.

miércoles, 30 de marzo de 2016

ERES TRISTEZA, ALEGRIA



    Foto Tiguaz                    Son camelias, ya es primavera. 

Eres tristeza, alegría, suavidad, eres, pasión
encanto, mirar furtivo, como tierna seducción;
 tentación eres,  pecado, poesía, hasta ternura,
te siento un verso distante, eres éxtasis, dulzura.

Como gota de agua clara de un tan leve palpitar
mojada tienes mi alma con tan solo recordar
el color miel de tus ojos, ese suave pestañear
cuando coqueta las cierras  por no quererme mirar.

Extraño tus besos moros, ese tan dulce besar
los supongo en mi silencio cuando te quiero abrazar
sujetando de tal forma tu silueta irreal
 reconcomiéndome el alma en mi sueño sideral.

miércoles, 9 de marzo de 2016

SORPRENDETE


Foto Tiguaz


Sorpréndete si puedes, solo un poco
el magín de extrañeza bien marcada,
la mirada perdida que convoco
expresando sorpresa,  como erada.

Y todo nos conduce al desemboco
de la fiebre subida y alterada
en el cuarto sombrío,  bien cerrada
que va llamando a un algo que hoy invoco;

se  me mezclan las noches y los días
mañanas muy cercanas y las nadas
esos trozos de insulsas poesías

 que al final y a la postre son deseadas.
Palpita en mí la rima acompasada,
ya pronto nacerá la madrugada.

martes, 1 de marzo de 2016

TE HICISTE MAYOR


Foto Tiguaz
Te me hiciste mayor antes de tiempo
sin que apenas pudiera notar nada,
las arrugas brotaban a destiempo
como río de angustia alborotada.

Consumimos los días y las horas
apenas percibí su tenue paso
al abrigo de lagrimas autoras
a un proxín cercano del ocaso.

La noche consumía los minutos
enlazando suspiros cadenciosos
envueltos los acordes mas melosos

como pago de injustos atributos;
esos besos que antaño me robaste
los guardo como jueces son y parte.




domingo, 28 de febrero de 2016

NEGRA NOCHE


Foto Tiguaz
La negra noche siempre nos acuna
meciéndonos despacio, lentamente,
con la sabiduría consecuente
que le da la coqueta luz de Luna;

reflejar las estrellas una a una,
en un halo de amor, en esa mente,
como si fuera un soplo evanescente
cual caricias de arena en una duna.

Dime aire, como quieres mi destino;
si muy duro o tal vez  desosegado
dejándome la parca tan marcado

que apenas ya recuerdo aquel camino.
Si lates, no renuncio a la caricia,
ya sabes que no tengo  tal malicia.

miércoles, 17 de febrero de 2016

EL JARDIN DE LOS OCASOS



Foto Tiguaz
Buscaba en el jardín de los ocasos
en donde se almacenan los recuerdos
ese libro que dudas, los acasos,
por que viven prendidos desacuerdos.

Un mirar hacia atrás y no ver nada
el sentir como el tiempo sin pasado
la distancia infinita y caducada
ese peso del gramo tan pesado.

Donde moras que estás y no te veo
aunque siento las manos en mi espalda
tus perfumes, olores de guirnalda
que riegan estas noches de deseo.

Amanece, despierta un nuevo día
en donde se almacenan los recuerdos,
ese libro de dudas, los acasos,
por que viven prendidos desacuerdos.

lunes, 1 de febrero de 2016

NO TE CABEN



Foto Tiguaz
No te caben más besos en la boca
los sobrantes los guardas en tú cielo
por si acaso te afecta el desconsuelo
de tal forma y manera que provoca.

Ese modo de hacerlo se  equivoca
como trozos cortantes de tu hielo
conductores, ya sabes al recelo
que en algunos  momentos me provoca.

Almacén de delicias siderales
 obnubilan de pronto  los sentidos
como amplia vestimenta de mortales

y hacen incrementarse los latidos.
 Bien lo sabes amor, solo señales,
quizás sean recuerdos desabridos.


lunes, 18 de enero de 2016

EL ABRIGO


Foto Tiguaz


Descuelgas el abrigo de entretiempo,
una nueva aventura es cada día,
aquella dulce e intensa poesía
pudiendo transformarla en un destiempo.

Fue la lágrima absurda, un contratiempo
una jornada más, otra estadía,
aquel gesto de amor que nos unía,
escultura marmórea, monumento.

El calor que desprendo bien te abriga
suficiente esta clase de envoltorio
ese es todo tipo de accesorio

que sin quererlo  tanto me fustiga.
Ya lo ves, primavera de colores,
sin abrigo te espero entre mil flores.
Related Posts with Thumbnails