Páginas vistas en total

lunes, 9 de noviembre de 2009

TRENZAS


Desde la almena indolente
del castillo de tu amor,
ruego que lances tus trenzas
por si deseas, primor,
que trepara a los dominios
donde tengo el corazón
que quisiera cada día
para darle mi pasión.
Si tus trenzas lo abarcaran
para atraerlo a la almena
y mi dueña no llegara,
mi alma muerta de pena
vagaría en desconsuelo,
pasión frustrada, de amor
en desierto yermo, inmenso
consumido de dolor.
Sangre vertida en el suelo,
muerte, condena, dolor;
alzo mi voz a los cielos
y pediría al Señor
que me libre del infierno
de no sentir su pasión
que ansío a cada minuto
como la brisa a la flor.

2 comentarios:

  1. Un poema precioso, con una fotografía excelente! Qué más puedo decirte, magnífico! Mi enhorabuena!
    Un fuerte abrazo!

    ZeltiaG

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sandra, por visitarme, un placer que te gustara.
    Recibe mi afecto

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails