Páginas vistas en total

viernes, 27 de noviembre de 2015

UN TOQUE DE SILENCIO



Foto Tiguaz
Al amparo de un toque de silencio
cuando apenas la noche dice nada
vas mostrando tu sonrisa deseada
quizás con una mueca de desprecio.

En tu mar me siento como el pecio
perdido entre la  arena salpicada,
 a veces me la muestra inmaculada
y en otras  se asemeja a la de un necio.

Imagino las algas en mi cara
enredan poco a poco la cintura
 ocultando así van la singladura

sin sentir tan siquiera que pasara.
El agua me acaricia, ni me moja,
ese roce de amor bien me sonroja.

martes, 24 de noviembre de 2015

LA MENTE



Foto Tiguaz
Se trastoca la mente de misterio
acumula finales de jornadas
con los ruidos oscuros de lo etéreo,
a la postre y final son solo nadas.

 Propongo diseñarme una otra vida
no encuentro materiales adecuados
aferrándome si acaso en una huida
de recuerdos dispares y olvidados.

Como acordes distantes de piano
que sonaran allá en la lejanía,
envueltos en la bella poesía

que naciera sutil de entre mi mano.
Va muriendo la noche lentamente
este sueño se vuelve evanescente.

jueves, 19 de noviembre de 2015

COSAS POR HACER



Foto Tiguaz


Siempre quedarán cosas por hacer
por mucho que queramos disfrazarlas,
cuestión es de poder o no saber
solamente la forma de encajarlas.

Piensa entonces el tiempo que te queda
acaso si veras otra alborada,
como un cambio, aquel trueque de moneda
  mezclado de puntillas con la nada.

No hagas caso dejando que transcurra
el tiempo inexorable que te queda
oculto de esta forma en la arboleda

aquello que bien sabes  es que ocurra.
Mañana es otro día, si es que llega,
recíbelo entre abrazos de colega.

martes, 17 de noviembre de 2015

AQUELLA NOCHE



Foto Tiguaz                  

Esta  noche lloró la Marsellesa
cubierta por la sangre de cien muertos,
ese halo distante de sorpresa
que me arroja a constantes desaciertos.

Ululares de sirena incongruente
conducen a destinos en la nada;
no hay latidos, se para  de repente
lo que ya era el fin de la jornada.

Y la luna se oculta horrorizada
pensándose culpable de estos males
a sabiendas que son los terrenales

sintiéndose un tanto profanada.
Muyahidin, ese no es un buen camino,
vive en paz, endereza tu destino.

                                 

jueves, 12 de noviembre de 2015

COMO OTOÑO


Foto Tiguaz

Como otoño guardado en el recuerdo
que recita  la bella letanía
refulgente , brillante como el día
en tal baile de luces que me pierdo;

no consigo lograr algún acuerdo
cuando veo la luz de lejanía
como canta la bella algarabía
de tal son de silencios de un pretendo.

Aquel sauce de hojas amarillas
que llora lastimero sobre el río
pretende demostrar el poderío

vertiendo su dolor a ambas orillas;
ya pronto lo veré tronco desnudo,
y luego aquel silencio ronco, mudo. 


miércoles, 11 de noviembre de 2015

AQUEL TIEMPO CAYO


 Foto Tiguaz

Aquel  tiempo cayó, será más tarde;
se encendieron las luces del recuerdo
en el campo bravío del no acuerdo
escondido en disfraces de cobarde.

No quisiste mostrar de aquel alarde
el semblante sombrío en desacuerdo,
la expresión camuflada, el gesto lerdo,
pidiéndole a la noche que te guarde.

Malabares y giros de cintura,
esos guiños sin son a la alborada
la sonrisa de risa camuflada

ocultaba tus gestos de ternura.
En la esquina las nieves del enero,
el camino se me hace lastimero.

martes, 10 de noviembre de 2015

PROYECTO ANTICRISIS

Foto Tiguaz

A ver qué te parece mí proyecto,
lo tengo ya avanzado, casi a punto;
después de revisarlo en su conjunto
veras como me dices, es perfecto. 

Es tiempo de incordiar o en su defecto
el darle sepultura a este difunto;
propongo insurrección, jamás vi junto,
chupando del panal a tanto insecto.

Así que este es mi plan: Diputaciones,
Senado, Congresistas, a la mierda,
¿de los ex presidentes quien se acuerda?

¿acaso necesitan sus pensiones?
Joder, se me olvidaba la Zarzuela,
pues ale, de cabeza a la cazuela.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

A LA MUERTE DE MI MADRE



Foto Tiguaz

La letra temblorosa de tu mano
que plasmaste en el sobre de una carta
conmovió un sentimiento tan cercano,
imaginé tu semblante cariharta.

Fotocopia  del paso de la vida,
camuflada, escondida en los renglones
como signos inefables de una huida
de una  muerte pegada a los talones.

El correr sin descanso de los años
consumidos quizás muy tan deprisa,
ya sabes lo que digo, María Elisa,

son esos los causantes de los daños.
Yo te adoro, querida madre mía,
y pido que sea eterna tú estadía.


Related Posts with Thumbnails