Páginas vistas en total

domingo, 29 de junio de 2014

EL MAGMA TEMPLARIO

Foto Tiguaz
Es el magma templario de la tierra
que sin querer tenemos olvidado
sujetándonos a uno y otro lado
en la lucha, la paz, hasta en la guerra;

no comprendo muy bien que es lo que encierra
si acaso las caricias que no he dado
o quizás aquel  beso tan  guardado,
espero  por si al fin lo desentierra.

Me transformo en espada solitaria
 vigilante de noche los caminos
volviéndose una forma estrafalaria

que escudriña  cercana los destinos
En su filo dejó la marca el viento,
lo importante lo guardo en pergaminos.

viernes, 27 de junio de 2014

NO TE ENTIENDO

Foto Tiguaz
Me cuesta comprenderte, no te entiendo,
a veces eres mala, inadecuada;
si estoy cerca de ti aun no comprendo
que puedas retirarme la mirada.

Por veces el sentir es tan horrendo...,
si decías estar enamorada,
quizás fue que el te estaba pareciendo
la amenaza que esgrimes como espada.

Si te beso rechazas la caricia,
si te miro, no admites casi nada
si tu mano en la mía está guardada...,

en espera de una alegre noticia.
Anochece, en aumento va el deseo,
bien sabes que me gusta lo que veo.

miércoles, 18 de junio de 2014

NINGUNO DE LOS TRES

Foto Tiguaz
Ninguno de los tres supo amoldarse,
el viento por que estaba ensimismado
con temor de poder enamorarse
y corriendo  del uno al otro lado;

En cambio tú me hablabas diferente
con la palabra casi acariciabas,
quisieras tal vez que fuera el afluente
de la falta de cariño que notabas.

Nos miramos sin cortinas, de frente,
el Siroco se hacia el despistado
daba la sensación como de ausente

sin embargo corría hacia mi lado.
Solo quedamos los dos como afluente,
se escribe así  el amor apasionado.

jueves, 5 de junio de 2014

EL BAUL DEL TIEMPO

Foto Tiguaz
 Convulso aquel baúl se desarmaba
en el triste desván húmedo y frío,
crujidos lastimeros suspiraba
asqueado de un  olvido tan impío;

a veces parecía que  sangraba
dejándose vencer por el hastío
de tanta incomprensión que le negaba
inexorable tiempo, un desvarío.

El polvo recubría  la madera,
por dentro, la nostalgia en lo vivido
regada con raudales de tu olvido,

  sonidos de tacón en la escalera;
mi reloj tiene nombre de esperando,
  esperar, al final  me va abocando.


Related Posts with Thumbnails