Páginas vistas en total

jueves, 14 de octubre de 2010

GUIRNALDA





Si fuera quien de hacer una guirnalda
bien trenzada de flores de recuerdo
entregarla en tu noche, buen acuerdo,
colgarla sigiloso de tu espalda.

Te vería con pose de Giralda,
con perfume que enganche hasta al mas lerdo
por si quieres acaso que algún cuerdo
te persiga pisándote la falda


cuando bailes la danza que imagino.
En la noche, solsticio de verano,
entre palmas y olés de algún vecino,


que en tu bailar tomaría tu mano.
Ya ves Luna, tacones en la noche,
la Giralda se mueve cual humano.





NO SABIA


No sabia bien por que escribirle
ni tampoco sabía le gustaba,
era solo una forma de decirle
que de todas las formas la extrañaba.

Ni quería por nada maldecidle,
ni siquiera saber si es que me amaba;
ya tampoco sabía como asirle
cada beso de amor que no me daba.

Y bien sabes, deseo la tortura
que abrazo por la noche contra el pecho
sintiendo a cada paso la amargura

por consentir la ausencia de tu lecho;
por el día, en la hora aun más postrera,
de tu risa, recuerdo aquel provecho

que me lanza indolente hasta tu techo
recreándome en los ojos de hechicera
que me  miran con aires de despecho.
Foto Tiguaz
Related Posts with Thumbnails