Páginas vistas en total

lunes, 22 de febrero de 2010

DESPERTARES

Encerrado en le cuarto de las rimas
al amparo de una luz tintineante
por si quiere algún verso regalarme
me reúno con las Musas vespertinas

Tenuemente entra el Sol por la ventana
con torpeza inusual al despertarme,
alzo en ristre mi pluma a la despensa,
la palabra que no quiere visitarme.

¿Donde moras mi dulce melodía?
¿Por qué duermes el sueño exasperante?
Despierta que es hora, ya la Luna

dejó hace un buen rato de mirarme.
La Musa me responde con silencio;
el verso ya no quiere acariciarme .
Foto Tiguaz

PIEL OSCURA

Piel oscura cual la noche,
labios de grana, de sed,
ondulante pelo negro
que el viento juega con el
cuando descubre tu paso
y desea con poder
mezclarse con esos rizos
de sonar de cascabel.

Pechos turgentes, hermosos,
erizados por querer,
caricias de terciopelo,
deseos de anochecer
al recostarte en el lecho
esperando amanecer;
aureolas de lujuria,
de deseos, de placer.

De tus caderas de nácar,
la cintura de querer
que mis manos la posean ,
a cada instante tal vez,
nacen las nalgas de ensueño
ese nido que no se
cuantas veces he sentido
sin siquiera conocer.

Es tu sexo, me imagino,
de tan sereno beber
que lo supongo cual fuente,
como arroyo de sorber
o quizás como agua clara
como cueva de placer
que en mis noches de locura
de cuando en vez horadé.

Amiga de dulces sueños,
sonrisa de cascabel;
regálame tus carias
que yo te retornaré
mil ramos de poesía
enredados con mí ser
por que en la noche me sientas,
en tu cama, a tus pies.

Related Posts with Thumbnails