Páginas vistas en total

miércoles, 20 de enero de 2010

TUS POROS


Son los poros de tu piel
como labios pequeñitos
que van besando mi ser
despacito, despacito.

SI LA VIDA

Si la vida se acurruca entre la muerte,

si la muerte te acurruca ante la vida,
no te inquietes, no intentes ni una huida
en el fondo, seria indiferente.

Si la luna en la noche te acaricia
te besa en un instante apasionada
gozo absurdo, la vida se te acaba
es su abrazo de adiós de tanta dicha.

No entretengas con juegos malabares
estos tiempos de luces de colores;
no hay escape, te tiene aprisionado
cual jarrón que guarda algunas flores.

Despedidas, las justas, las cabales,
la mortaja, adecuada, no la llores,
es eterna, precisa buena tela
sin arrugas, holgada, cinturones.

Este adiós no es siquiera despedida
es quizás un guiño a mis temores
de descuidos, absurdas fantasías,
de recuerdos, extrañas sensaciones.

TEMPORAL

Por los rincones del alma
se colaba el frío viento,
ráfagas desencantadas
rugientes noches de invierno
sin ni una sola pausa
con tal batir virulento,
que dejaba desclavadas
las paredes de mi templo.

Trato de cerrar ventanas
como si fuera un poseso;
una carrera alocada,
a la postre vano intento;
así el aire se burlaba
escuchaba al bronco viento
en sonoras carcajadas
derribando mis intentos.

Mi fuerza desaforada,
así replicaba el viento,
desvencijará tú alma,
será mi pasto, el sustento,
hasta será mi morada,
te mataré el sentimiento
terminare con los versos,
serás un yermo desierto.

Nos cruzamos las miradas,
lo ataqué con un Soneto,
una Octava hacia su cara,
y luego un par de Cuartetos.
Se batía en retirada
y el silbo de aqueste tiempo,
se quedó en eso, más nada,
me retornó hasta mis versos.
Related Posts with Thumbnails