Páginas vistas en total

domingo, 22 de noviembre de 2009

SENTIR DE CARA LOS VIENTOS



Sentir de cara los vientos
Sur y Norte de la vida
mezclados con mil lamentos
que azotan el alma mía
como puñales de invierno,
tal que la sal que se enquista
en la caña de mis huesos
en mi cuerpo que agoniza.

Me estremezco, me rebelo,
a tal punto, de tal guisa,
que el viento Norte se calma,
el viento Sur se suaviza:
el rugir del broco mar
se transforma en ocarina
que entona un tan dulce son
de notas tenues, divinas.
Related Posts with Thumbnails