Páginas vistas en total

lunes, 28 de septiembre de 2009

NIEBLA DEL NORTE


Alborada, despertar en esta fría mañana;
escucho el viento sonar traspasando la ventana
con su constante ulular que acompaña esta jornada
de muy fuerte temporal que sostiene la mar brava.

Apenas diviso el Sol que ocultando está su cara
entre nieblas de besar que suben a las montañas
con un tan lento trepar que casi casi me espanta
al no poder divisar las cumbres que antes pisara.

A lo lejos el rumor del sonar de alguna gaita
de un tono tan musical que hasta me arrabúña el alma
transportándome sin más a mí profunda añoranza.

Sonar de mar al final, rompientes de agua salada,
luz de faro tintinear como de sirena alarma;
Niebla del Norte, do vas, quédate junto a mi casa.

viernes, 25 de septiembre de 2009

A LA LUZ DE LAS VELAS
















A la luz de las velas
te diré que te quiero,
que me muero por verte
descubrir tus misterios
por sentirte a mi lado
y beber de tus besos
apretarte las manos
escuchar tus silencios
los suspiros de niña
tu regazo sereno:
A la luz de las velas,
repetirte te quiero.

AMOR CONTIGO

Hacer el amor contigo
aun de una forma irreal
me transporta me transporta
a tus labios de coral.
Me miro en tus ojos moros
recreando mí mirar
en tus caderas de ensueño
que quisiera acariciar.
Deseo, vientre de nácar,
obsesión un poco más
de tu pubis de misterio
que quisiera oradár.
Y luego un baile de estrellas
y después tú jadear;
sin sentirte te presiento,
escucho tu respirar.

jueves, 24 de septiembre de 2009

ALONDRA




Alondra que vuelas alto
repite tu aletear
para que el viento del Norte
acompañe tu volar
hasta mi nido de amores,
hasta este bello lugar
donde aguardo tu llegada
para poder contemplar
la color de esos tus ojos,
el sabor de tu besar
de mis labios en los tuyos,
y ese dulce suspirar
que me suena, quien lo sabe,
a música celestial.

ROMPIENTES


ROMPIENTES

Si en la playa nos vemos una tarde
cuando el Sol ya cansado se retire
recuerda el advertirle, no lo olvides
regrese en la mañana a calentarte.

Si su luz mortecina, rojo intenso,
entre nubes coquetas te acompaña
piensa amiga, que ya pronto se avecina
luz de Luna para hacerte fiel compaña.

Así cántale mil nanas al Planeta
que contrasten con el faro de colores
por marcarte rompientes de arrecifes
que de bronco sonar, sueñen amores.

Ya te espero esta tarde, aquí, en la playa.

PUESTA DE SOL


PUESTA DE SOL

Me levante muy despacio sin hacer ruido para no despertarte.
Dormías placidamente con tu cara de ángel después de haber realizado los deseos carnales que tanto habíamos soñado.
Sigilosamente me vestí. Un chubasquero, mis raídos vaqueros, las sandalias en las manos para calzarme después, era toda mi indumentaria.
Me acerque a ti, con suma suavidad bese tu cara de ángel.
Muy despacio abandoné la habitación después de observarte unos segundos desde el umbral de la puerta.
Salí a la calle, me calce en el porche.
Enfilé el camino de la playa; aún no lo había alcanzado, y le leve brisa de la mar, refrescaba la piel que aun guardaba el calor de tus besos.
Me descalcé para poder sentir en mis pies la fina arena, tan suave como las manos que me habían acariciado esa misma noche.
En una mano las sandalias, en otra el chubasquero; comencé a caminar sin rumbo fijo, absorto en mis pensamientos rememorando aquella tarde de amor y deseo desenfrenado.
Comencé a sentirme cansado, mire hacia atrás, no se veía a nadie, solo mis huellas en la fina arena como recordándome el camino de vuelta.
El sol empezaba a esconderse. Quise quedarme en aquella cala de arena más blanca y fina.
Mis pies a cada paso se hundían más y más, como si quisiera que fuese parte de ella.
El sol radiante de un color rojo intenso semejaba el horizonte quemándose.
Quise contemplarlo unos minutos sentándome en la orilla. La mar en calma, la brisa marina que lentamente acariciaba mi rostro me recordaba como la habías acariciado la primera vez que nos vimos.
En el horizonte, las gaviotas revoloteaban sin rumbo fijo, parecían estar despidiéndose del mismo sol.
Disfruté aquel espectáculo intensamente hermoso a la vez que dibuje un corazón en la arena con una enorme tristeza ya que sabía que era la primera y la última vez que estaríamos juntos.

lunes, 21 de septiembre de 2009

LUCERA

LUCERA

Quiero ser tu buen pastor,
te llamare mi Lucera;
en los prados pastares
en invierno, en primavera,
al aprisco correrás
cuando las nieves primeras
bajen de la sierra ya;
cuando se apague la hoguera
de tu calor corporal
para así, dulce Lucera,
con mi fuego calentar
lo que quieras, lo que quieras.

ANTES DE IRTE


ANTES DE IRTE

Solo con recordarte,
aun no te fuiste,
a mi mente regresas
antes de irte.

TREN

TREN

Si paras en mi estación
deja un aviso en la esquina,
recuerda que es la señal
de tan querida visita.

Seré tu amigo sin más,
nada más, solo tú guía;
no pretendas nada más
que corra el tren de la vida

miércoles, 16 de septiembre de 2009

EL FESTIN

EL FESTIN

Serías mi sor Morgana,
la del muy dulce rezar;
en las noches, frías noches
la del profundo besar,
al despertar la mañana
poder así acariciar
tu cuerpo de primavera
para poder comenzar
con esa dura tarea
de rezar, solo rezar.

Te pondré un rato a remojo
cual si fueras bacalao
para que así te desales
como le pasa al “pescao”;
me convertiré en minino
para las raspas comer,
las espinas, hacia un lado,
lo demás, morder, morder
desde la punta del pelo
hasta cerca de los pies
pasando por tu cintura,
por el ombligo también;
me saltaré alguna cosa,
no me preguntes la que
que me sacas los colores
eso no tienes que hacer.

Terminado ese banquete,
concluido tal festín
tal que fuegos de artificio
colgados de tu nariz
veras brillar las estrellas
que de envidia han de decir
pedazo cacho faena
acaba de concluir.

Solo es un ripio, princesa,
debes tomártelo así.
Related Posts with Thumbnails