Páginas vistas en total

viernes, 10 de julio de 2009

TURISMO RURAL

Para comenzar a andar
me calzare tus zapatos,
las sandalias de cristal
que cubran tus pies tan blancos
para después ascender,
sin ambajes, con buen paso,
por tus tobillos de miel
haciendo en corvas descanso
del placentero trepar
atu sereno regazo.

Beber del agua, quizás,
manantial de sueño manso
que albergas bajo tu vientre
de bello aterciopelado
que a veces, algunas veces,
mised de amor ha calmado.

Luego tu blanca cintura
que como agua de Mayo
alberga el hueco infinito
de tu ombligo bien formado
dándome paso a tus pechos,
adornados, adornados
por aureolas de azúcar
de un color tan delicado
que se asemeja a la mar
oscura como el pecado.

Tu cuello de blanco mármol,
casi alabastro tallado
por coros de querubines
que del cielo desterrados
se esconden en tus oídos
que mis versos escuchando
hacen entornar tus ojos
cuando te estoy recitando.

Pelo negro, piel morena,
camino de estos mis pasos
que recorrerte quisieran
poco a poco, cada rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails