Páginas vistas en total

viernes, 17 de julio de 2009

ACOSO

ACOSO

No quiero tus ojos a mi espalda
ni tu aliento en mi nuca percibir
cada tarde, cada día, cada noche
como un rayo que persigue mi vivir.

En la esquina, a la vuelta de la casa,
en el parque, mis espacios, mi venir,
siento tanto la presión de tu mirada
y es que intuyo, aun sin verte tu latir.

Ya que sabes que lo nuestro ha terminado
que no queda nada nuevo que decir,
deja al menos que conserve en mi recuerdo
las caricias y los besos que te di.

Tu maltrato lo tengo superado;
de tus golpes de antaño, que decir,
no dejaste marcas en mi cuerpo
cicatrices en el alma, duelo al fin.

Ya no existo, me he volatizado
no lo intentes, es en vano aquel sentir
conserva si es que gustas el recuerdo;
el candado ya cerrado para ti

2 comentarios:

  1. Tiguaz, me has impresionado! Contundente, sin vueltas y al punto. Impecable. Mis felicitaciones y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Sandra, es un canto de protesta a todas las personas que no respetan la libertad de los demás,que sin duda tienen derecho a ejercerla. Gracias por leerlo.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails