Páginas vistas en total

viernes, 29 de mayo de 2009

DUERME AMOR

Duerme amor, amada mía
que yo velaré tus sueños
en la distancia cercana
cubriré tu cuerpo bello
con un gran manto de estrellas
que le robaré a los cielos.

Así sentirás mis manos
acariciando tu cuerpo
con tacto de mariposas,
como ráfagas de viento
y sones de dulce paz
que transmiten sentimientos.

Miraremos a la luna
hasta conciliar el sueño
para dormir abrazados
disfrutando del silencio.

Nos contemplará Plutón,
nos envidiarán los cielos,
los querubines celosos
y Venus, en su desvelo,
la indicará a la Vía Láctea
que nos deje sus senderos
para calzarte los pies
con los rayos más serenos.

VOLUTAS

Entre volutas de humo
-Sobre arcos de cristal
-Como prendidas del aire
-Como sujetas sin más
-Noté tus manos tan cerca
-Sobre mi espalda girar
-Que casi sentí tu tacto
-Escuché su caminar
-Sobre mi espalda desnuda
-En un coro celestial
-Embriagado de perfume
-Magnolio, sándalo, más
-Aromas que me penetran
-Que me transportan quizás
-A los sitios más extraños
-Que puedas imaginar

-Me arrastran a tus caderas
-Me transportan más aya
-Debajo de tu cintura
-A tus deseos, sin más
-A mis sueños, los secretos
-Que no debo confesar
-Y me quedo el roce
-De tu cuerpo palpitar
-Las manos de mariposa
-Ya me callo lo demás

POETA

Quien te otorgó lo que ostentas, el titulo de poeta
que Musa de que Parnaso, cual Ninfa de que planeta;
si el rimar verso quebrado por hacer sonetos fuera
no podrías conjuntarlos por mucho más que quisieras.

No contemplas de la rima ni la más mínima regla
que diera sonoridad, que de cadencia pusiera
el toque de distinción que requiere un buen poema
para embargar de emoción al lector que los leyera.

Asonancias, dos a dos, la cuarta con la primera
libres, sueltos, quedan dos que te hable el corazón
lo demás, déjalo fuera para mejor ocasión.

Echale imaginación, como si fuera quimera;
es la mejor solución para que la Musa buena
bendiga con su calor el verso que te naciera.

MUERTE EN VIDA

-Siento que me muero en vida
-Veo que me estoy muriendo
-Dicha feliz, bienvenida
-Al antro frió del que vive muerto

-Ayer reía la feliz ventura
-Ayer cantaba al mundo y al silencio
-Hoy que mi voz se ha tornado oscura
-Ya que el ocaso ha llegado presto
-Solo queda en el último suspiro
-Decirte susurrando que te quiero

-Que muerte tan dichosa ha deparado
-El maestro supremo de los cielos
-Pues sabe niña que si muero ahora
-De amor y fuego en vida muero
-Ya que el corazón me lo robaste
-Se que sin ti no tengo aliento
-Pues el calor que tu mirada daba
-Era para mi todo alimento

-Mis ojos ya se cierran
-Cae la tarde presurosa
-Y a lo lejos, entre el son de las campanas
-Un ciprés acaricia el firmamento

jueves, 21 de mayo de 2009

JIMENA

Nanas mil te cantaré,
mil nanas princesa mía,
en mis brazos dormirás
escuchando poesías.
Cuando la luz te bañó
aquella mañana fría,
una lágrima brotó
empapando mis mejillas.
Pensé, a fe, vive Dios,
lo pensé, Jimena, niña;
me robaste el corazón
por el resto de mis días.
Aquellos ojos cerrados,
la nariz tan chiquitina,
tu pelo pincho, de punta,
el olor que desprendías,
aroma de vida nueva
afin de cuentas, mi vida.
Me robaste el corazón,
guárdalo siempre, bandida.
Related Posts with Thumbnails